PREPARATIVOS DE BODA.  Capítulo 19  Jake.

Hacía días que habíamos regresado del amazonas, la visita resulto agradable, Charlie me obligo a que le  diera copias de todas las fotos que nos hicimos allí, y claro cuando mi padre se enteró me pidió unas cuantas mías y de Ness.

La noche anterior no pude dormir, encontré algo nerviosa a toda la manada, y mucho silencio en sus mentes.  Como si estuviesen ocultando algo. Al pensar en ocultar, me acorde de los días que pasamos a solas, tenía que ocultárselo a la manada , si no Edward podría averiguarlo todo , no le tenía miedo, pero no me gustaría que a pocos días de nuestra boda Ness tuviese problemas con él.

 

Aquellos días Alice estaba como enloquecida,  ayer me llamo por teléfono y me dijo:

– Jake, mañana a las 12 pásate por la tienda.

No me había quedado más remedio que aceptar.. No se acento de que quería que estuviera presente porque ni siquiera  había hecho la inauguración.

Apenas quedaban 15 minutos para la hora. Llame a Ness para intentar averiguar lo que Alice quería.

– Piiiii…piiii…piii. Hola Ness.

– ¿lobo? ¿Eres tú? Respondió.

– Sí,  soy yo amor,

– ¿vas a venir a buscarme?  Estaré lista antes de que puedas darte cuenta Pregunto emocionada.

– Ahora no puedo, he quedado con Alice en el local de la tienda.

– Vas a ir? Dijo curiosa.

– Quería  preguntarte si ¿sabes de que se trata? No me ha dicho exactamente lo que quería solo que a las 12 quisiera que estuviese allí.

– No se Jake.. Últimamente ella esta como alterada ,ausente y muy pensativa, creo que le preocupa la tienda y la boda.. Yo creo que es demasiado que debería ayudar.

– Ajajá…me reí, no creo que ella te deje! jajajajaj

– Si cierto.. Me echaría inmediatamente.. Dijo.

– Bueno preciosa, tengo que irme o me lanzara un golpe o se pondrá furiosa. Me despedí.

– Cierto.. Vendrás luego a contarme  ¿lobo?

– Claro amor..  Mil besos a mi princesa. Y cerré el móvil mientras ella me decía adiós.

 

Estaba listo, me metí dentro de unos vaqueros y me puse una camisa blanca,  no solía vestirme tanto pero bueno, no iba demasiado mal, cuando fui al baño a peinarme vi una colonia que guardaba en una caja con polvo.

Ya estaba listo, me puse de camino hacia el centro de la ciudad.

Estaba cerca, podía oler a emmet.. Me preguntaba que hacia el allí. Cuando entre por la puerta, me encontré el local recién pintado, olía demasiado fuerte,

 

– Jake, Pasa, Grito Alice.

Camine por toda la tienda, pero  su voz sonaba como desde el almacén. Según iba avanzando me encontré con emmet y con jazz. Alice estaba rodeada de espejos, para  mi sorpresa. Ya que pensaba que  ellos no podían reflejarse.

– Bueno, ya estoy. Me puedes decir que hago yo aquí?

– ¡Lobo! Pues muy sencillo,¿ puedes coger la bolsa con la percha? Dijo su voz cantarina. Mientras Jazzper me observaba y emmet sonreía.

–Alice… eres diabólica.  Dijo emmet

–¡Lo sé! Dijo ella sonriendo.

Tome la bolsa y me acerque.

– Toma, eso es todo? Pregunte.

– No pruébatelo. Volvió a contestar

Cuando fui bajando la cremallera, me encontré con un traje de seda negra, era extrañamente brillante, demasiado fino,  me lo puse todo, así ella no podría recriminarme nada. Por más que me miraba, no parecía yo.

– ¡Estas estupendo muchachote! Dijo Jazzper.

– Si Jake, todos quedaran asombrados cuando te vean.

Apenas pude articular palabra, sin duda se trataba de mi traje de novio.

Emmet se acercó a mí, me tomo del hombro y me dijo:

– Bueno que te parece.. He sido un buen modelo o no? Yo asentí con la cabeza

– Está perfecto monstruito.. ¿Pero cómo no me habías dicho nada? dije todavía atónito.

– Lobo.. Quería que fuese una sorpresa, además comprobé que más o menos emmet y tu tenéis el mismo tamaño.. Si  te aprieta  seria hacerte unos pequeños arreglillos. Me dijo mientras examinaba al detalle  mi percha.

– Esta perfecto Alice… si no olieras a vampiro…  ¡te daría un beso!!

Jazzper me gruño, y todos echamos a reír a carcajadas. Sobre todo emmet que no dudo en añadir

Hermanito… ten cuidado. Que el lobo por lo visto se las lleva de calle! O de bosque! Las risas sonaron aún más fuerte

 

– Reneesme me pidió que pasara por la casa… ¿ya has pensado que le voy a decir? Por qué supongo que  no querrás que ella se entere.

– Ni se te ocurra decirle nada! su traje está casi listo… He estado pensando lo que le vas a decir y llevar.

–¿Llevar?  Alice eres una caja de sorpresas! Añadí sonriendo mientras me cruce de brazos esperando.

– bueno , a ver.. En la entrada hay unas bolsas, había pensado que cogieras el jeep de emmet y las acercaras a la casa… las bolsa tienen nombres cada cual cojera las suyas,

– aja. Añadí.

– Les dices que no hemos acabado aquí en la tienda y que estamos montando y organizando el almacén.

– Aja. Volví a decir.

– Bueno lobo ¿es que no sabes decir más cosas? Ajajá respondió Alice con su voz de soprano.

– No me das tiempo a responder más. Dije un poco confuso.

– Ya puedes irte lobo! Me dijo otra vez.

Jazzper me ayudo con las bolsas y llame a emmet para pedirle las llaves del jeep. Una vez dentro partí a toda velocidad.

 

 

Cuando llegue a la casa de los Cullen allí no había nadie. Busque y busque pero nada. Así que deje las llaves de emmet en la entrada, saque todas las bolsas, y partí hacia la Push.

En verdad era un día un tanto extraño.

Alice y sus sorpresas que ciertamente sorprendían gratamente a todos siempre,  los Cullen fuera de su casa, Nessy quien sabe dónde estaba, y ningún lobo por el bosque.

¿Dónde estaba todo el mundo?

 

Regrese a casa un podo aturdido por la situación, y cuando llegue a ver a Billy me dio un recado.

– Jake, ha llamado Alice. Regresa al local se le ha olvidado algo.

– Esta Alice….. Podía haberme llamado al teléfono! Respondí enfadado.

– Gracia papa.  Enseguida vuelvo.

– Este bien Jake,  aquí te espero.

Mientras salía por la puerta vi. Como una sonrisa salía de las comisuras de Billy. Me pregunte por qué. Monte en mi wolfwagen como me gustaba llamarlo, mientras cerraba la puerta escuche como Billy gritaba

–Pásalo bien muchacho.

No sabía a qué se refería pero salí echando chispas para poder regresar pronto.

Enseguida puse la radio para intentar quitarme el mal humor, y distraerme, porque solo podía pensar en la belleza del  alma y el rostro de mi enamorada.

 

Aparque el coche cerca de la puerta, y antes de entrar tome el Móvil que me había dado Edward y le mande un mensaje:

 

 

cada una de las cosas que siempre quise  están reflejadas en tus ojos, y cada una de las cosas que siempre quise degustar  están en tu boca, pero lo más importante es
Que todo lo que Tu siempre quisiste,  era que Yo deseara todo lo que tu eres. Te quiero”

 

 

Le di a enviar y salí del coche dejando el Móvil en la guantera.

Desde la puerta del coche apestaba a la pintura y al barniz que habían echado aquella misma mañana,  ya era difícil distinguir el olor de Alice y el de los demás , todo estaba en silencio,  cuando abrí la puerta estaba  oscuro, sentí un escalofrío por el cuerpo cuando de repente

 

– SORPRESA.  Chillaron todos los lobos

Me quede allí clavado al suelo…

– Pero si hoy no es mi cumpleaños. Dije confuso. Mientras SAM se acercaba.

– Jake es tu despedida de soltero. Dijo Quill.

 

 

Habían preparado toda clase de aperitivos, se encontraban también Edward, Jazzper, emmet y Carlaise.  Fue como una fiesta privada con toda clase de bebidas, y nos dedicamos a disfrutar y reír con los chistes de emmet. Mientras me preguntaba….. ¿Dónde están las chicas?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *