Capítulo 14    Reneesme

Sabía que estaba soñando.

Caminaba de la mano de Jacob por la orilla de la playa, él como siempre llevaba el torso descubierto.

Luego de un momento mi mirada se dirigió de sus ojos a sus labios, baje la vista al suelo cubierto de rocas, algo avergonzada. No pude evitar sonrojarme al pensar en cómo sería besarlo.

¿Se molestaría? ¿Aún me veía como una niña? Según los libros que había leído de mi abuelo Carlisle yo aparentaba tener entre quince y dieciséis años en ese momento. El tiempo pasaba rápido para mí. Estar cerca de Jake me hacía sentir bien, lo amaba y estaba segura de que él sentía lo mismo por mí pero…

– ¿Qué? preguntó.

– Nada. Dije y me sonroje aún más.

– ¿Nos sentamos allí? me ofreció señalando un tronco para luego volver a mirarme con curiosidad

– ¿Por qué te sonrojas?

– No es nada. Le dije.

– Puedes contármelo. Dijo y me acarició el rostro.

– Por favor… pidió.

–Mmm… no sé si hay algo para decir…susurré y sonreí. Lo tomé por el cuello y acerqué lentamente mi rostro al suyo, con el corazón latiéndome muy rápido, al percatarse de lo que pretendía Jacob me tomó por la cintura y me apretó contra él.

Me besó. Fue un beso corto y suave. Dulce. Justo como me lo había imaginado. Mi primer beso…

La escena cambió, estaba también con Jacob, en una habitación desconocida con piso de madera, parecía un hotel o algo así. Los besos que ahora nos dábamos no eran tan inocentes ni suaves, sino apasionados y cargados de deseo. Él parecía saber cómo acariciarme y besarme, no quería despertar…

Abrí los ojos y me los froté, aun medio grogui oí varias voces provenientes de la sala, una era la de Jake ¿Era posible que se hubieran quedado discutiendo toda la noche?

El recuerdo del buen sueño dejó lugar a los de la noche pasada…

La copa rota, él pedido de matrimonio, por lejos el momento más feliz de mi vida, el gruñido de papá y mi desconcierto.

Sabía que mamá había hablado con Jacob un momento después de que pidiera mi mano, pero no sabía con certeza que había sucedido.

Cuando acabó la fiesta fuimos a la casa grande. Mi padre era incapaz de ocultar su descontento, aunque lo estaba intentando. Estábamos todos en la sala. Tanto tía Rose como él, estaban tan disgustados que ni siquiera se sentaron.

–Tranquilízate, Edward. Pidió mi abuelo.

–Como si fuera fácil. Contestó él sarcásticamente. Parecía que se esforzaba por no gritar, tanto como por evitar mi mirada

– Ya bastante le concedemos con dejarlo estar con ella a cada momento del día, a cada segundo, porque aceptamos que esto es algo que va más allá de un simple enamoramiento, pero de allí a querer separarnos de ella… cerró los ojos y se pellizcó el puente de la nariz.

Se me llenaron los ojos de lágrimas. La abuela Esme me rodeó con los brazos.

–No creo que quiera separarlos de ella, Edward. Dijo la tía Alice

– Es consciente de que eso no sería bueno para nadie aquí, que no lo permitiríamos, no creo que tenga esa intención. Solo quiere hacerlo oficial, yo no le veo nada de malo…

–Tú bien sabes que nadie más en Forks debe de enterarse que estamos aquí Alice, ¡qué más puede querer!. Le recriminó la tía Rose.

Que yo supiera era la primera vez que mi tía y mi papá se mostraban tan de acuerdo en algo.

– Tómatelo con calma hijo yo creo que Alice tiene razón. Dijo mi abuela.

–Lo sé… es que no soporto la idea de que pueda separarnos… dijo mi padre.

–Él me dijo que no tenía esa intención acotó mi madre

– Creo que deberíamos escuchar lo que tiene para decir, será mejor que hablemos a solas. Dijo.

–Tienes razón. Dijo mi padre

– avísenle que lo esperaremos en casa. Dijo y se levantó, yo hice lo mismo, también tenía algo que decir antes de que llegara Jake.

 

–Tómate las cosas con calma Edward. Dijo mi abuelo cuando salíamos por la puerta.

No dije nada hasta que llegamos a casa, pero estaba segura de que papá había escuchado lo que iba a decir, aunque respetó mi privacidad y me dejó hablar cuando llegó el momento.

Me planté frente a los dos y les dije:

– No creo que Jake quiera separarme de ustedes. Sabe que eso me haría daño. Pero tampoco pueden ponerme en situación de elegir entre su amor y el de él, no me parece justo, son dos cosas totalmente diferentes. Dije ya al borde de las lágrimas.

 

–No haríamos eso Nessy. Dijo mi padre.

–Pero tampoco permitiremos que te aleje de nosotros tan pronto. Afirmó mamá.

–Pero ¿cuál es su problema? No entiendo por qué arman tanto escándalo. Sólo nos vamos a casar. Ya tengo edad para eso ¿o no? Ya no soy una niña y deben aceptarlo– solté, enojada ahora.

–No nos hables en ese tono jovencita. Dijo mi madre y respiró profundo por calmarse.

– No queremos ponerte en esta situación hija. No se trata de que elijas entre él o tu familia…

–Entonces explíquenme, porque me estoy liando. Pedí

– O saben qué, mejor no me expliquen nada, porque veo que ni ustedes saben lo que dicen. Me giré en dirección a la salida. Me sentía muy mal era la primera vez que discutía con ellos tan fuerte.

 

Por suerte Jake ya venía de camino y me abracé a él.

Traté de volver al presente de mi habitación en penumbras. ¿En qué habría terminado todo aquello?

Me levanté y fui a donde estaba Jacob, me sorprendió encontrarlo sólo en la sala. Me estiré y me acerqué para recibir su beso de buenos días. Su rostro reflejaba tranquilidad.

– Jake debemos ir a casa de Charlie para despedirlos, Esme les va a regalar un viaje de luna de miel, no quiero perderme su cara. Escuché decir a mamá desde su habitación.
“Jake yo no quiero ir” Le dije en silencio con mi don.
–Bella si no les importa, me gustaría quedarme con Renesmee aquí. Dijo en cuanto me escuchó.
Escuché el gruñido de desaprobación de mi padre. Jacob rió a mi lado.
– ¿De qué te ríes? me miré y deduje que se reía de mí.

– ¿Acaso tengo mal aspecto?
– No, claro que no… me respondió aún entre risas.
Le tomé la mano y tiré de él, que dócilmente se dejó conducir a la cocina y me observó prepararme el desayuno con gesto sorprendido.

– Reneesme, ¿ahora desayunas? preguntó.
– Bueno de vez en cuando como algo de comida humana, además esto no esta tan malo.
– Bueno chicos, pórtense bien, tu madre y yo estaremos aquí en un rato. Dijo mi papá. Mamá apareció a los pocos segundos y se fueron juntos.

– Al fin solo. Me dijo mientras yo lavaba lo que había usado.

– Si, siéntate y dame un minuto. Pedí, puse un CD en el equipo de audio

–Me visto y te muestro algo. Dije antes de ir a mi habitación. Mientras me cambiaba sonaba la primera pista que era la canción que mi papá me había compuesto.

– ¿Te gusta como toca mi papá, Jake? le pregunté cuando regrese a su lado
– Bueno… ¿Ha sido Edward?
– Sí. Él últimamente, mientras mamá estudiaba, componía canciones. dije y luego me sonrojé al recordar mi sueño, o al menos uno de ellos.

– Quiero enseñarte algo.

– ¿Qué es Nessy? No tienes por qué avergonzarte. Me dijo
– Bueno…es que esta noche he tenido un sueño… Y me gustaría contártelo.
– Continúa…por cierto, estas preciosa. Agregó.
Jacob se estremeció en cuanto comenzó.

– Nessy yo… me dijo.
– Calla Jake, y continuare enseñándote.
Él se quedó en silencio sólo un momento más.
– Para Reneesme, o tus padres acabaran rompiéndome las cuatro patas. Dijo.
– Jake yo te deseo tanto…
– Ness si no quieres causarme problemas deja de provocarme tanto, por favor.
Eso me entristeció. Él lo notó.
– Nessy, yo te amo y deseo tanto como tú a mí pero será mejor que esperemos a estar casados.

Suspiré.

–Ya viste lo que pasó, lobo… No lo sé…dije triste de repente.

Me tomó por la barbilla para que le mirase.

–Todo se arreglará, ya lo verás.

– ¿Qué te dijeron? Como habrás notado anoche me acosté temprano…es que estaba tan enfadada…

– Bueno ya sabes, ellos no quieren separarse de ti tan pronto, es sólo eso. Pero ya están más tranquilos.

– ¿Y qué vamos a hacer?

– Quizá lo mejor sea esperar un tiempo. le puse mala cara y rectificó

– No será demasiado, por supuesto, como mucho un año. Les propuse que se quedaran aquí, pero dijeron que lo consultarían con los demás.

– No es una mala idea. Dije

– Espero que acepten.

– Ven aquí. Me tomó por la cintura y se acercó para besarme. Suspiró

– Tus padres no tardarán mucho ¿verdad? dijo sonreí.

– No, creo que no, y quiero quedarme para hablar con ellos y disculparme. Es la primera vez que me enfado con ellos. Pero bueno… y supongo que luego iremos a ver al resto de la familia ¿Vendrás?

– Sí, les dije a tus padres que quería estar presente.

En ese momento escuchamos el coche de mis padres que se acercaba.

– Necesitas hablar con ellos, yo no estaré lejos pero les daré algo de privacidad ¿de acuerdo?

– De acuerdo. Dije y me besó suavemente. En ese momento llegaron mis papás.

– Esto… bueno Ness, luego nos vemos. Me dijo antes de salir.

– ¿Cómo estás Nessy? Preguntó mi papá, mirándome con ojos tiernos.

– Bien– respondí y tomé las manos de los dos.

Ya no estoy enfadada, los quiero mucho “dije y los abracé.

– Está bien Nessy, en unas horas vamos a comenzar la reunión.¿ Te importaría llamar a Jake y decirle que este aquí en un par de horas?

Yo asentí con la cabeza, mi papa ya debía de estar al tanto de cómo me siento, me quiero quedar en Forks, y me gustaría que todos estén aquí conmigo, mi abuelito, mis papas, mis tíos.

¿Les gustaría a todos quedarse a vivir en Forks?

Faltaba poco para que nuestro futuro se decidiese, y estaba muy nerviosa. Sin esperar más me dirigí a llamar a Jacob.

6 comentarios en “Capítulo 14 Reneesme

  1. La verdad no recuerdo como terminé en este sitio, pero lograste atraparme como si fueras la mismisa stephenie meyer.. No logro ocupar mi cabeza en otra cosa mas que en tus fanfics!! Por favor siguelos!! Me convertí en un gran admirador tuyo… Mientras leo siento como si estuviera viendo una nueva película! Gracias por los buenos momentos que me haces pasar y mucha suerte! Tenes futuro como escritora..
    Saludos desde Río Negro, Argentina!!
    PD: Lograste cruzar países con tus palabras!

  2. La verdad es que me convertiste en uno de tus grandes fan.. No recuerdo como terminé en la página web pero, no me arrepiento de nada! Logras cautivarme cada vez más con tus fanfics! Me haces sentir que estoy dentro de una nueva película y, por algina razón, me recuerdas mucho a stephenie meyer. Has logrado algo casi imposible con cada palabra y lo que me generas a leerte es impresionante.. Has logrado cruzar países con tus textos!
    Te mando un gran abrazo y muchos saludos desde Argentina!

    1. PD: Por favor continúa escribiendo! Todos los días abro tu sitio para ver si subiste un nuevo capítulo! Tenés un gran futuro como escritora!!

      1. Hola Thiago Schettini. Gracias por tus comentarios, me siento muy halagada y feliz porque haya gente como tu que me sigue y me lee.
        Muchas gracias por formar parte de mi comunidad. Todos los lunes y viernes un capítulo del fanfic nuevo. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *