Capitulo 17     Luna de miel por adelantado      Jacob  3º parte.

El amanecer nos pilló aquella noche fuera del hotel, en aquel prado conde se encontraba el faro,  aquella noche fue especialmente memorable, me sentía como en casa cuando estaba con ella.

Acordándome de casa, llegaba el momento como le prometí a Edward de encontrarnos con el clan del amazonas y con ellos. Tenía cierta preocupación por todo lo sucedido con Nessy aquí, pero no me arrepentía en absoluto.

– Hola lobo. Me sorprendió Nessy.

– Buenos días,  amor. Le dije

– Porque me has dejado dormir. Me susurro mientras acariciaba mi pecho.

– Nessy te veías tan bonita dormida. Me diste un poco de pena. Le dije

– ¿Ya tenemos que marcharnos? continuo.

– Si debemos ir al encuentro con tus papas, nos están esperando, y no quiero preocuparlos. de dije tiernamente.

– Vale Jake, antes tenemos que ir a recogerlo todo y comer algo.

Estaba pensando la manera de ir al encuentro de los Cullen,

– Creo que me voy a trasformar para el viaje, estoy más cómodo, además nos conviene ir de caza mientras atravesamos la amazona.

– Esta bien, si yo también necesito algo de sangre, así estaré más fuerte. Me dijo.

– Si, bueno creo que no pararemos hasta la noche  y  si no estás cansada podemos seguir, como tú quieras. Partimos hacia el lugar del encuentro decidí transformarme nada más nos adentramos en la selva,

Nunca en mi vida había visto tanta naturaleza de tal grandísimo tamaño. Ambos estábamos alucinados.

–. No es genial Jake. Hermoso. Dijo Nessy al darse cuenta de mi mirada.

Asentí con la cabeza, en este momento me gustaría que ella leyera también la mente  al igual que hace su padre.

– Jake. ¿Quieres ir de caza ya?Tengo un poco de hambre. Me dijo. Al igual que antes asentí.

Apareció un puma, nunca había visto a Nessy cazar un puma tenía que ser divertido.

– Mmm estará delicioso…. Susurro mientras saltaba,

Agarro al tigre que al asustarse pego un salto y ambos chocaron contra una gran roca. Reneesme hizo caso omniso al gran ruido que provoco y clavo sus colmillos al fiero animal que estaba medio inconsciente en el suelo.

No me di cuenta y pensé que era sangre del animal, pero cuando ella se acercó lo suficiente pude ver cómo le sangraba una uña, quizá me asuste un poco, porque Reneesme era medio mortal. Pero en realidad nunca la había visto sangrar. y automáticamente me transforme en humano para poder ayudarla.

–¿Estas bien? Le pregunte.

– Estoy un poco aturdida la verdad, menudo golpe me he dado. Me contesto llevándose las manos a la cabeza.

– Cariño, estas sangrando. Le dije tomando su mano.

– Ay Jake!!! Solo ha sido una uña, ya se me han roto alguna que otra vez.

– Pero no te das cuenta de que estas sangrando. Aquí he de decir que me puse un tanto histérico. Ella se había echo daño y yo no había sido capaz de impedirlo.

– ¿En serio no te duele nada? déjame verte no vaya a ser que el golpe este en caliente y Edward si me arranque las patas, El cuello, Y hasta el rabo. Le dije nervioso.

– Jake de verdad no ha sido nada, además por cosas naturales de chicas  ya había sangrado alguna vez.

– ¿Qué cosas naturales? Pregunte, estaba totalmente perdido.

– Hay Jake me estas irritando. Cosas intimas y naturales pero sobre todo intimas! Me dijo un poco subiendo el tono de su aterciopelada voz.  Ella se dio media vuelta y continuamos cazando, ahora me tocaba a mí,

–Mmm… no logro ver nada apetecible.

Ella no me contesto, seguro que estaba molesta conmigo, pero no podría perdonarme que le pasara algo.

– No puedo creerme que justo el día de vuelta las cosas al final no sean como las planeamos. Me dijo Nessy.

– Tenemos que adentrarnos más en la selva. Ellos seguro que nos esperan ya con impaciencia. Además seguro que están preocupados. Le dije yo.

–Si estoy deseando llegar y contarle todo a mama. Ha sido espectacular.

– Alto Nessy para el carro. ¿Qué es lo que le vas a contar a bella? Ya sabes,. No me dejo continuar,

– Tranquilo Jake, le contare lo que habíamos acordado. Pero no sé si podré contenerme con papa!! A veces es muy insistente y persuasivo. Me dijo pensativa.

– Yo no le tengo miedo a tu papa! Pero hubiese querido hacer las cosas de otra manera. Sin tener que ocultarle nada.

– Esta bien lobo. Ya no pensemos más en ello no vaya a ser que estén cerca y nos escuche. ––––– Ajajá. Se rió con ganas.

 

Llegaba ya la hora del crepúsculo, las nubes cerraron el paso al sol y empecé a preocuparme por el fuerte viento y la fina lluvia que nos caía.  Ya debíamos estar cerca. Ya que empezaba a llegarme el olor a apestoso vampiro.

De repente vi  como una sombra correr por encima de nuestras cabezas, no alcance a ver bien, pero por su forma de correr debía añadir que no era humano.

Una vez calmado, preferí volver a mi forma lobuna ya que Nessy andaba distraída viendo el hermoso paisaje. Cuando de repente

“Valla, que sorpresa, hemos descubierto a un lindo perrito.”

Aquella forma de pensar no me era desconocida,

“ Leah!! ¿Eres tú?”

“Me acerco para decirte que la querida familia Cullen se encuentra a 50 km de tu posición al sur.”

“Gracias te lo agradezco pero ¿por qué no te acercas?”

“Jake estoy muy lejos de donde estáis, Nahuel os ha visto y me llamo, decidí transformarme y decirte por dónde anda tu futura familia”

“Te lo agradezco, tenía ganas de abrazarte y ver como estas. Pero bueno supongo que en otra ocasión” le dije.

“sí. En otra ocasión” me dijo y desapareció.

Nessy me toco el lomo.

“Vamos Jake, no nos retrasemos, quiero estar por la noche ya con mis padres.”

 Me hizo saber.

Había notado muy rara a Leah, aunque quien sabe, esta chica siempre parece enfadada, es como si el mundo estuviera en contra de ella. No lo entendía así que empecé a pasar del tema.

La noche se hizo presa de aquel maravilloso día. Una luna gigante color caramelo empezaba a asomarse  de entre las nubes.  La piel de Reneesme estos días había tomado algo de color y al mirarla me pareció una mujer espectacular, eran los últimos instantes en los que estaríamos a solas ya que podía olfatear a los Cullen cerca de allí y Alice  ya les habría puesto sobre aviso.

 

– Nessy. Estos días han sido maravillosos, y he disfrutado de una vida humana de nuevo, te quiero. Le dije mientras le ofrecía un beso.

Ella se acercó y antes de tocar mis labios me dijo.

– Tendremos tiempo de sobra para hacer esto después  de la boda y más a menudo Jake. Yo también te quiero. Y me beso al fin.

– Entonces corales y playa. Dije mientras escuchaba algo de movimiento cercano. Seguro que eran ya ellos.

– Así es Jake. Me dijo y los dos reímos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *